«Miguel Virgos: El Partido Carlista en Asturias» (Asturias Semanal 1976)

Destacado

miguel virgos

Fragmentos de la entrevista publicada en Asturias Semanal, nº 355, 3 de marzo de 1976, pp. 15-17.

«QUEREMOS UN RÉGIMEN DE AUTOGESTIÓN, DEMOCRÁTICO Y SOCIALISTA»

Don Miguel Virgós, hijo y nieto de carlistas, es, además, carlista por convencimiento, según me dice en su casa de la calle Asturias, minutos antes de salir hacia la estación del Norte para acudir a Madrid a una asamblea federal del partido carlista (…) Sigue leyendo

Alejandrino Menéndez de Luarca y Avello

Texto de Honorio Feito Rodríguez publicado en la web de la Real Academia de la Historia.

Luarca (Asturias), 25.XI.1835 – Fonfría de Valdepares (Asturias), 30.III.1895. Escritor y periodista.

Hijo de Andrés Menéndez de Luarca y Tineo y de Antonia Avello y Valdés, realizó sus primeros estudios en Luarca y los de segunda enseñanza en Madrid, en el instituto de Noviciado, matriculándose más tarde en la Facultad de Leyes de la Universidad Central donde llegaría a doctorarse. No aceptó el cargo de auxiliar en aquella Facultad, pero sí el empleo que le ofreció Cándido Nocedal en su bufete, surgido como consecuencia de un juicio crítico nacido de su pluma (1859), firmado con el pseudónimo W. Franquet, a los prólogos de Nocedal a las Obras de Jovellanos. En el despacho de Nocedal fue pasante varios años. Su entrada en política la hizo de la mano de su jefe Cándido Nocedal, militando en el carlismo desde 1871. Sigue leyendo

Alejandro Argüelles Meres de la Riva

Texto de Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño publicado en la web de la Real Academia de la Historia.

Parroquia de Nuestra Señora de O de Limanes (concejo o municipio de Siero), 26.II.1839 – Oviedo, 3.IV.1899. Militar, carlista y mariscal de Campo procedente de Ingenieros.

Inicialmente realizó estudios durante dos años (1850-1852) en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Oviedo. Posteriormente ingresaba en la Academia de Ingenieros de Guadalajara en 1860, saliendo de la misma como teniente, después de completar los estudios reglamentarios en 1865. Fue su primer destino el Regimiento de Ingenieros Nº 1 con guarnición en Madrid. En febrero del siguiente año era destinado a la Brigada Topográfica, marchando en comisión a Alicante con el encargo de deslindar los terrenos de las antiguas fortificaciones de la plaza. Terminada la comisión, en septiembre de 1866, se integraba nuevamente en el primer regimiento del arma. Sigue leyendo

El espía de Zumalacárregui (2019)

La Nueva España

03/09/2019

Ernesto Burgos

Dos hombres del general fueron enviados a Asturias para buscar adeptos a la causa carlista y uno de ellos fue detenido en Mieres

1834 fue el año de Zumalacárregui. El general carlista se cubrió de gloria haciéndose con un arsenal que los isabelinos trasladaban entre Logroño y Cenicero y con estas armas obtuvo numerosa victorias en la provincia de Álava; no mucho después, el día de Navidad iba a sufrir una derrota que le obligó a replegarse, pero eso no nos importa, porque la historia de hoy sucedió en septiembre, y en aquel momento don Tomás estaba tan seguro de su posición que se planteó extender su radio de acción por otras regiones.

La idea tradicionalista siempre ha ido vinculada a la religión, ya saben: Dios, Patria y Rey, por ese orden; por eso el militar decidió sondear primero como estaba el ambiente enviando algunos de sus partidarios con una misión que actualmente los encuadraría en la categoría de agentes secretos. Se trataba de ir recorriendo las casas rectorales de las zonas rurales para preguntar a los sacerdotes las posibilidades de levantar en sus parroquias partidas a favor del Pretendiente. Desconozco de cuantos hombres dispuso Zumalacárregui para esta tarea, pero sí sé que dos de ellos estuvieron en Asturias escondidos tras identidades falsa, como tratantes de ganado, lo que en teoría podía permitirles ir de pueblo en pueblo sin levantar sospechas, hasta que uno fue detenido en Mieres. Así lo contó el 4 de septiembre de 1834, el diario madrileño El Eco del Comercio publicando una información fechada en Oviedo quince días antes: Sigue leyendo

Muere Jaime Herrero, narrador plástico de un Oviedo de tinta y humor (2020)

La Nueva España

16/08/2020

Javier Cuervo

Un infarto acabó a los 83 años con la vida del artista, ceramista, poeta, publicista y activista cultural que arraigó en la ciudad en 1968

El pintor Jaime Herrero murió de un infarto a las 9 de la noche del viernes en la residencia Vital Centro de Lugones, donde residía desde hacía cuatro meses, después de un ingreso en el Hospital Monte Naranco por una crisis diabética. Tenía 83 años. Además de un artista plástico destacado, fue decorador, ceramista, publicista, dibujante en el Centro Territorial de TVE, humorista gráfico, poeta y un activista cultural que estuvo en el origen del premio “Tigre Juan” y en la fundación de Tribuna Ciudadana. Sigue leyendo

Asturias: el Partido Carlista y Coordinación Democrática (1976)

“Una larga marcha”, en Cuadernos para el Diálogo, nº 160, 22 de mayo de 1976, p. 23.

El pasado día 7 se creó en Oviedo la Coordinación Democrática Asturiana, integrada por todas las fuerzas pertenecientes a las antiguas Junta y Plataforma (…) En cuanto a los grupos que permanecen al margen de Coordinación Democrática, Izquierda Democrática, ORT y Partido Carlista, se han iniciado ya contactos para su futura integración. Concretamente, el Partido Carlista acaba de consultar a su base sobre este tema. Esta base está formada principalmente por campesinos y ganaderos de tendencia tradicional, aunque no precisamente sixtina, y ha decidido su no integración en Coordinación Democrática por el momento y por táctica, pero dejando la puerta abierta a la colaboración y a una integración futura.

Carta de Manuel Fresno a Rafael Valdés (1947)

Fragmento de la respuesta de Manuel Fresno a la carta fechada a 7 de octubre de 1947, por la que se le invitaba a sumarse al llamado carloctavismo:

“Cada vez estoy más asombrado de que haya carlistas que a la vista de lo que con tanta evidencia se nos manifiesta se obstinen en sostener una campaña de insidias y tergiversaciones que no conduce a otra cosa que a anular el triunfo de la Cruzada que tan caro hemos pagado los carlistas. Porque querido D. Rafael, ¿es que después del Decreto de Sucesión de Franco, de su aprobación por llamadas Cortes y del referéndum, etc., etc., se puede pretender justificar la posición del Caudillo y seguir titulándose carlista? ¿Es que puede ningún Príncipe alegar legitimidad de ejercicio prestándose al juego de Franco y su Falange para cerrar el paso al Carlismo?”

Carta de Don Javier a Rufino Menéndez (1963)

Fuente: boletín Boina Roja, nº 84.

En carta fechada en el castillo de Bostz, Besson (Allier), el 11 de julio de 1963, y dirigida a don Rufino Menéndez, Don Javier se expresa así sobre los viajes de sus hijos por Asturies: “Ya que nosotros no podemos hacer personalmente esos viajes, como sería nuestro ardiente deseo, para conocer y hablar con los nuestros, y en especial con nuestros queridos obreros y campesinos, sentimos una gran satisfacción en que el Príncipe y los Infantes puedan hacerlos, viviendo en medio de nuestro pueblo para compartir sus preocupaciones e inquietudes y estudiar la forma más rápida y eficaz en que deben resolverse sus problemas. Este contacto personal es fundamental para nosotros, porque permite conocernos mejor y conocer también la realidad social, a cuya solución hemos de aportar nuestra ayuda y nuestro trabajo en la realización de la justicia social, que es la primera tarea de un Rey y de un Príncipe Cristiano”.

Comunicado del Círculo Cultural Juan Vázquez de Mella de Gijón (1969)

Fuente: El Pensamiento Navarro, 30 de Noviembre de 1969, página 3.

NOTA DEL “VÁZQUEZ DE MELLA” DE GIJÓN

Muy Señor nuestro:

En relación con lo publicado en “YA” de Madrid, el 20 de Noviembre, el Círculo Cultural “Juan Vázquez de Mella” de Gijón quiere hacer público que, ni ha sido convocado a la reunión de Madrid, ni estuvo representado en ella. Este Círculo no mantiene relación alguna con Don Miguel Fagoaga, y considera que tanto dicho Señor como quienes le acompañaban en la reunión de Madrid, podrán representarse a sí mismos, pero no a Círculos que, como éste, no les han otorgado su representación.

Nuestro Círculo tiene claramente definidos sus principios y lealtades, que no coinciden en absoluto con las variables del Señor Fagoaga. Suplicándole la publicación de esta carta, quedamos de usted afectísimos,

Félix Velasco Díaz, Presidente, e Ignacio Laviada Glez.-Pola, Secretario.