Fuente: Don Javier, una vida al servicio de la libertad, VV.AA., Plaza&Janes, Barcelona, 1997, p. 180.

A comienzos de 1942, el director general de Seguridad, en una visita a Oviedo, reunió a los jefes de la Falange asturiana, a los que amonestó por no haber podido impedir los actos y la propaganda clandestina de los carlistas asturianos “y diciéndoles poco más o menos que la Falange tenía procedimientos expeditivos para cortar estos de raíz y que a los tradicionalistas había que tratarlos igual que a los republicanos porque todo el que no estaba con la Falange era un enemigo con el que había que acabar”.* Por estas fechas los carlistas asturianos habían editado clandestinamente y repartido un escrito del publicista carlista Francisco Navarro Villaoslada que se refería a Carlos VII. Los asturianos lo editaron con un nuevo titulo “El príncipe que España necesita”, en clara alusión a don Javier.

  • Boletín de información de las AA.EE.TT. de España, núm. 5, 1 de julio de 1942.
Anuncios