Fuente: Así se hizo Mapfre. Mi tiempo, de Ignacio Hernando de Larramendi (2009), p. 48.

Las primeras elecciones a las que se presentó a diputado fueron por la circunscripción de Oviedo, en mayo de 1910, a las que se presentó como jaimista. Tuvo que enfrentrarse, sin ningún tipo de apoyo y en su primera juventud -tenía entonces veintiseite años- a los veteranos y poderosos políticos locales, Melquíades Álvarez, el republicano Pedregal y el conservador Fernando Pérez Bueno, que contaban con el apoyo de la prensa asturiana. Ninguno de los periódicos de la región acogieron su propaganda electoral y tuvo pocos votos. En esas elecciones hubo numerosas irregularidades, como compra de votos y empleo de la Guardia Civil, que originaron muchas protestas formales, entre ellas la de mi padre, de las cuales el Tribunal Supremo informó al Congreso de los Diputados.

 

Anuncios