El 30 de noviembre de 1919 Don Jaime reunió a las principales personalidades del legitimismo español para reorganizar el partido tras el cisma mellista. Según informa el diario carlista El Correo Español, de Madrid, el 3 de diciembre de 1919, en relación al jaimismo asturiano estuvieron presentes o representados «Excmo. Sr. D. Sancho Arias de Velasco, jefe regional; Sr. D. Emilio Valenciano, exdirector de “Las Libertades”, de Arecho; Sr. D. Carlos Argüelles y Sr. D. Guillermo Estrada».

Esta Junta Magna en sus Conclusiones no solamente afirmó «la armonía entre el sano pensamiento moderno y nuestra significación doctrinal», sino que señalaría «la organización tradicional foral y corporativa» como solución a los conflictos de tipo regionalista o social.

La noche anterior a la Junta, un grupo de carlistas solicitó audiencia a Don Jaime para tratar sobre el importante asunto de su sucesión. Entre los asistentes a aquella reunión se encontraban Guillermo Arsenio de Izaga, Teodoro de Arana, Sancho Arias de Velasco, Emilio Valenciano y Emilio Deán Berro; que le propusieron a Don Jaime la posibilidad de que uno de los hijos de su hermana Doña Blanca fuese su sucesor. La contestación fue breve y clara: Ahí tenéis la ley.

 

Anuncios