Navarro_CabanesFragmentos referidos a cabeceras asturianas de los Apuntes bibliográficos de la prensa carlista, de José Navarro Cabanes, publicado en Valencia en 1917.

 

Año 1850

 La Tradición.- Oviedo

Se publicó alrededor de este año y estaba redactado por don Gonzalo Castañón, que falleció en Cuba.

Año 1869

 La Unidad.- Oviedo

Diario fundado por don Guillermo de Estrada. Apareció en este año, y en Junio de 1872 aún se publicaba. Fueron directores los señores Morán y Argüelles de Mesas.

Estos señores firmaron el acta de nacimiento de Don Jaime de Borbón, en el Palacio de La Feraz, en La Tour de Peilltz, cantón de Vand (Suiza).

En Enero sufrió muchas persecuciones, y los números le eran robados en Correos, sin estar denunciados.

Año 1886

 La Cruz de la Victoria.- Oviedo

Apareció en 1º. de Marzo. Director, don Alejandrino Menéndez de Suárez, y redactores, don Sancho Arias de Velasco, abogado; don Rodrigo Valdés, abogado; don Paulino Alvarez Labiada, don Cándido Rodríguez Suero y don José Collantes Arce.

Dos redactores fueron agredidos por la chusma en Noviembre de este año.

Se declaró rebelde, y el señor Melgar lo desautorizó en 9 de Junio del 88.

Año 1888

 La Victoria de la Cruz.- Oviedo

En Julio, al ser desautorizado La Cruz de la Victoria, los elementos leales fundaron este periódico, para contrarrestar la propaganda del periódico nocedalista.

Año 1893

 Las Libertades.- Oviedo.

Periódico semanal.

Apareció en Enero. Censor, el canónigo don José Alvarez Suranda. Colaboradores: Don José Díaz Ordoñez y Escandón, don Francisco Arias de Velasco, don Santiago Argüelles, don Esteban de Viguri, don Paulino Alvarez Labiada, don Claudio Magadán y don Fernando Graña.

Ocho páginas de 34 por 22, a dos columnas. El número 111 corresponde al 10 de Febrero del 95.

En el primer número publicó la carta de Don Carlos a su hermano don Alfonso.

Año 1899

 El Pensamiento de Asturias.- Oviedo.- Diario de mayor información, defensor de la Agricultura, Industria y Comercio.

Cuatro páginas de 56 por 38, a cinco columnas. Imprenta propia. El número 1.237 corresponde al 8 de Diciembre de 1904 (año VI).

Colaboradores: Antonio Ladreda, Prebístero; Armando García Echevarría y J. A. Cuervo.

Las Libertades.- Oviedo.- Periódico diario

Apareció en 1º. de Octubre. Diario, cuatro páginas de 54 por 38, a cinco columnas. El número 78 corresponde al 3 de Enero de 1900.

En su primer número publicó el siguiente artículo-programa:

«DIOS, PATRIA Y REY.- En las actuales circunstancias porque atraviesa la nación; cuando es fuerza dudar si la atmósfera política que respiramos es la propia de un pueblo libre o, al contrario, pertenece más bien a aquellas razas que viven fuera del Cristianismo, aherrojadas por la más ominosa esclavitud, sale a la luz el periódico Las Libertades, paladín de la libertad cristiana, de la única y verdadera libertad, ostentando un título significativo de aquellas venerandas franquicias populares, que con la Unidad católica y la Monarquía, fueron un tiempo el alma de la vida nacional, el principio vivificador de los pueblos y la Constitución de la Patria.

Como por la verdad se unen los seres inteligentes, y la Iglesia es depositaria de aquélla, queremos la Unida católica, y que ésta sea bendito lazo de unión entre todos los españoles, como fué la corona de la Historia patria.

Para restaurar la justicia en las leyes, la rectitud en los Tribunales, la incorruptibilidad en la Administración pública y la honradez de las costumbres trabajaremos sin descanso, manteniendo viva la fe y proclamando la libertad de la Iglesia, y protestando de los ataques oficiales al Sacratísimo Corazón de Jesús, ataques que son tristísima consecuencia del pacto con el mal y el error que subyuga a los Gobiernos revolucionarios.

Enfrente del despotismo de estos Gobiernos se presenta, como salvación de la Patria y esperanza de verdadera regeneración para el porvenir, la augusta figura de Don Carlos.

La Monarquía verdadera y paternal es la que responde a la tradición, se halla legitimada en el derecho histórico, consagrada por la pureza de los principios y sostenida por el amor y la ley.

Y no por propio ministerio, sino conformándonos con las declaraciones que plugo hacer y ordenar quien tiene la autoridad para hablar bajo nombre de Rey, se expresa hoy el periódico que ha de seguir siempre las inspiraciones de la autoridad legítima, que son también las de la verdad, la justicia y el derecho.

En nombre de éste se dirigen Las Libertades a la clase obrera, tan necesitada de protección y ayuda, después de una centuria de abandono por parte de los mismos que con el apoyo de las masas, a las cuales engañaron con mentidos derechos, se encumbraron a las esferas del Poder.

Nosotros, sin necesidad de engañar con falsas promesas, señalaremos dónde está la verdadera esperanza de progreso, de bienestar, de perfeccionamiento para las clases necesitadas.

Confíen también los lectores de Las Libertades que, conforme a las enseñanzas y aspiraciones de la Iglesia, secundaremos la patriótica empresa de impedir por todos los medios posibles que, en nombre de un Estado que se dice católico y con los onerosos dispendios de los padres de familia católicos, se enseñe en nuestras Universidades el error y se conspire para despojar a la juventud del más hermoso adorno del alma, que es la fe, la cual ha de servirles de poderoso escudo en los combates de la vida.

Hemos de unir nuestros esfuerzos a quienes mantienen la guerra justa contra el caciquismo, que en Asturias se muestra tan despótico y absorbente, que se ha querido significar en una como enfeudación de la provincia a favor de un gran profeta, frase propia, en verdad, por la sinonimia de las palabras caciquismo, caudillaje y barbarie.

Demuestra la justicia de nuestro calificativo la conducta que en los centros oficiales, altos y bajos, se observa, donde sólo con excepción se guardan las formas de cortesía que siempre son debidas al ciudadano.

No olvidaremos que Covadonga, donde se venera a la Virgen de las Batallas, fue la cuna de la reconstitución de España; que a la Virgen debemos recurrir con preces para que nos salve, y para que Asturias, que en otras críticas circunstancias fué la primera en subvenir a las exigencias de la nación, figure ahora en la grande empresa de la regeneración de España, en el lugar que le corresponde por su historia, por el título que ostenta y por el nombre, que va unido a la realeza del heredero del trono.

Reciba el augusto Jefe de nuestro partido el homenaje de fidelidad que reverentemente le enviamos desde Asturias, en las columnas de Las Libertades, los carlistas del Principado, y lleguen hasta el cielo las fervientes oraciones que elevamos a Dios para que España vea restablecidos, en breve plazo, la legitimidad y el derecho en el territorio de su nacionalidad.

Las Libertades tienen que agradecer al augusto Proscripto la singular gracia con que se ha dignado honrar nuestro diario y la real licencia para justificar su publicación.

Reciban nuestro cortés y atento saludo los demás periódicos de Asturias, compañeros de fatigas en la ardua labor de defender la verdad, la justicia y el derecho, labor que compete a la Prensa católica.

Las Libertades, con tan altos favores como hemos recibido y las gracias especiales que humildemente impetramos de lo alto, sabrán mantener siempre enhiesta la bandera de las Tradiciones españolas, que se resumen en aquellas palabras: Dios, Patria y Rey.- La Redacción

También insertó el siguiente telegrama, dirigido a don José Ordóñez, que debió ser el director:

«El Señor agradece vivamente el homenaje de adhesión de Las Libertades y augura una vida próspera y gloriosa para el nuevo órgano de la Gran Causa Nacional.- Melgar

Al cesar como diario le sustituyó un semanario con el mismo título.

Año 1902

(Errata señalada al final del libro, ya que realmente pertenece al año 1903)

 Las Libertades.- Oviedo.

Semanal. Apareció en Enero. Ocho páginas en folio, a dos columnas.

Censor: Don José Alvarez, Canónigo Penitenciario. Colaboradores: José Díaz Alvarez, Francisco A. de Velasco, Santiago Argüelles, Justo Alvarez, Matías Barrio y Mier, Víctor Díaz Ordóñez, Benardino Argüelles, Paulino Alvarez, Claudio Magradán y Fernando Gracia.

En 1905 seguía publicándose.

Año 1908

 El Amigo del Pobre.- Gijón.- Periódico decenal, social, católico.

Director, don Juan Ortea Fernández, carlista, que defendía nuestro programa siempre que las circunstancias exigían, a pesar de que el periódico tenía carácter católico-social.

La suscrición era por paquetes de 10 a 1.000 ejemplares, para el reparto gratuito en fábricas y talleres. En 1915 aún se publicaba.

Las Libertades.- Oviedo.- Diario católico tradicionalista.

Apareció el 1º. de Enero. Director, don Emilio Valenciano, y redactor jefe, don Fernando Novoa.

En su primer número publicó un Mensaje, del que copiamos las siguientes líneas:

«A Don Carlos de Borbón: Sea, Señor, nuestro primer acto de vida pública, rendir homenaje de acatamiento y sumisión a la augusta persona de V…, homenaje que la conciencia impone y que el corazón entusiasta os ofrece.

Representáis, Señor, para nosotros todos los prestigios de lo pasado, todas las glorias de la Tradición y de la Historia patrias, y a más de esto quiso Dios que ciñese vuestra frente la aureola de la desgracia y del destierro, sin duda para que nada en V… faltase de cuanto mueve a las almas nobles y las pone bajo el yugo de inquebrantable lealtad y amor.

Gloriosísimos recuerdos trae a nuestra alma esta fecha de 1908 que hoy comienza. Fué la epopeya de hace un siglo, la última página grande de nuestra grande Historia; como que tres nobilísimos amores la dictaron, y el heroico pueblo de España la escribió con su sangre generosa…

En aquel universal trastorno y pérdida de cuanto propio y bueno teníamos desapareció también la antigua realeza española, la genuina nuestra, la colaboradora secular de nuestra tradición de grandezas. Porque tan alto nombre no cabe aplicarlo a las realezas que reinan y no gobiernan, a las que más son vano honor que pesada carga…

Mas no es así como V… entiende el oficio de reinar. Por eso, Señor, vivís en el destierro; por eso custodiáis, como sagrado depósito, el honor de vuestros mayores; por eso sois una esperanza de la Patria.

Señor: el tradicionalismo asturiano os envía por nuestro conducto testimonio de fidelidad incondicional y absoluta.- A los R. P… de V…,- Las Libertades

En dicho primer número se anunció que su censor eclesiástico era el doctor don Jenaro Cuervo, profesor de aquel Seminario.

Cuatro páginas de 47 por 38, a cinco columnas. Imprenta propia.

En Julio de 1910 se puso en pugna con el Jefe regional y con el interino, y fue expulsado el periódico del partido. No dejó de publicarse, y en 1913, con motivo del nombramiento de Jefe delegado del excelentísimo señor Marqués de Cerralbo, fué de nuevo autorizada la publicación, y llegó a ser órgano oficial.

Se publicaron unos 1.000 números.

Año 1909

 El Principado.- Gijón.

Apareció como diario católico independiente, hasta el número 863 (año IV), correspondiente al 1º. de Marzo de 1912, que aumentó el tamaño (cuatro páginas de 62 por 45, a seis columnas) y anunció que las autoridades del partido jaimista le habían nombrado «órgano oficial del jaimismo en Asturias».

Colaboradores: Florentino Soria, Luis Excurra, J. Comas y Emilio Izquierdo.

Cesó este diario en 1913.

Año 1912

 La Verdad.- Oviedo.- Semanario tradicionalista órgano de las Juventudes Jaimistas Asturianas.

Apareció en 25 de julio. Cuatro páginas de 50 por 35, a cuatro columnas. Imprenta de Lino V. Sangenís, Gijón. En Diciembre aumentó su tamaño a 37 por 54, a cinco columnas, en la imprenta La Cruz, San Vicente, 10, Oviedo.

Censor eclesiástico, el profesor del Seminario don José F. Solares. Colaboradores: Florentino Soria, Bernardo Esteban, Eugenio Zabala, Antonio Reves Huerta, Salvador Minguijón, Luis de Castro, Jaime Viladot, José Antonio Balbontín, Diego G. Regidor (Presbítero), Enrique Gil Carrasco, Pilar de Cavia, Sara Espejo Requena, Severino Aznar y Ramón Comas.

En Mayo de 1914 fue declarado órgano oficial del partido en Asturias.

Anuncios